| 12 DEJARON SU MANO AMIGA |

epilepsia severa en niños

Los investigadores del Colegio de Medicina San Diego de la Universidad de California descubrieron que las crisis convulsivas de una forma severa de la epilepsia se generan en el interior del hipocampo y no en la superficie cerebral como se esperaba. Los científicos esperan que estos hallazgos sirvan para mejorar los tratamientos de la epilepsia infantil
“Los padres de los niños epilépticos comentan que cuando sus hijos tienen un ataque, piensan que se van a morir”, dijo el doctor en medicina Joseph Gleeson, segundo autor del estudio y director del laboratorio de neurogenética en el Colegio de Medicina San Diego. Una de las principales causas de la epilepsia infantil es una alteración en el desarrollo del córtex cerebral, una estructura compleja que está sujeta a numerosos defectos del desarrollo, muchos de ellos debido a genes defectuosos y a menudo asociados con la epilepsia
El equipo de Gleeson, dirigido por la doctora Geraldine Kerjan y el doctor Hiroyuki Koizumi, ha estado estudiando un trastorno llamado lisencefalia. Los niños con este trastorno tienen una superficie cerebral lisa, sin las colinas y valles característicos del cerebro humano. “Estudiamos el gen “doble cortina”, que está carente en algunas formas de epilepsia y retraso mental en humanos”, dijo Kerjan, principal autora del estudio. “No obstante, sólo conseguimos reproducir la epilepsia después de eliminar la combinación de dos genes de la familia de los genes “doble cortina”. Según Gleeson, los cambios observados fueron drásticos, pues casi ningún ratón consiguió sobrevivir hasta la edad adulta. Sospechando que las muertes podrían haberse debido a la epilepsia, los investigadores registraron la actividad cerebral mediante electroencefalogramas y observaron que todos los ratones tenían epilepsia severa. Lo más sorprendente fue que el foco epiléptico (lugar en donde se origina el ataque) se localizaba en el interior cerebral, en el hipocampo. “Los investigadores habían pensado que los ataques debían de originarse en la superficie cerebral puesto que era la zona que más anomalías presentaba en los escáneres por IRM”, dijo Gleeson. “Sin embargo, hallamos que el foco se encontraba en realidad, más profundo, en el interior del hipocampo, la principal área formadora de la memoria”. http://www.noscira.com/prensa.cfm?idArticulo=537&mS=239&mSS=242

12 DEJARON SU MANO AMIGA:

 
Ir Arriba