Pensar en la Epilepsia



Cuando  las personas piensan en la epilepsia, solo lo hacen en el tipo de ataque que causa pérdida del sentido, caídas, y contracciones muscularesque afectan a todo el cuerpo.
Sin embargo, este tipo de ataque es sólo una de las formas de la epilepsia. Una forma
igualmente común es el ataque de epilepsia parcial.
Los ataques de epilepsia parciales no son reconocidos fácilmente por la gente y se pueden confundirse con otras afecciones.
Esta falta de comprensión puede causar muchos problemas para las personas con ataques parciales y sus familias.
La epilepsia es un trastorno que interrumpe brevemente la actividad eléctrica del cerebro.
De vez en cuando, la epilepsia produce descargas descontroladas de energía eléctrica en las células nerviosas del cerebro.
Estos episodios que duran un tiempo breve (llamado ataques de epilepsia,crisis o convulsiones) pueden bloquear o alterar el sentido. O pueden causar sensaciones y emociones de muchas  maneras diferentes.
.Los ataques generalizados son aquellos que  cuando el trastorno eléctrico pasa través de todo el cerebro al mismo tiempo, causando pérdida del sentido, caídas,
Un ataque individual no es epilepsia, aunque los síntomas sean los mismos. Epilepsia es el nombre que se da a los ataques que ocurren más de una vez debidos a alguna lesión previa o a una afección
Las convulsiones (también llamadas ataques tonicoclónicos o gran mal) o espasmos musculares masivos.
Los ataques parciales son aquellos que  afectan la parte primaria en el cerebro.
La epilepsia se conoce a veces como “trastorno convulsivo.”
Hay diferentes tipos de ataques de epilepsia. Las personas pueden presentar un solo tipo o más de uno.
El tipo de ataque que presente una persona depende de la parte del cerebro que es afectada por el trastorno eléctrico, y de la extensión de la afección.
 Las convulsiones (también llamadas ataques tonicoclónicos o gran mal) o espasmos musculares masivos.
Los ataques parciales son aquellos que  afectan sólo una parte del cerebro, alterando las
actividades físicas o mentales controladas por esa área.
Algunas veces, la actividad epiléptica comienza en un área del cerebro y luego se difunde. Si está afectado todo el cerebro, causa una convulsión generalizada, o una caída.
Cuando sucede  esto, los médicos lo llaman un ataque parcial secundariamente generalizado.
Si ocurre con frecuencia, los cambios en las sensaciones o movimientos producidos por el
comienzo de un ataque parcial funcionan como una advertencia del ataque mayor por venir. A veces, la sensación de advertencia se conoce como aura.
Los ataques epilépticos parciales son la forma más común de ataque en los adultos
 Entre los niños con epilepsia, cuatro de cada diez presentan ataques parciales.
Los ataques parciales se conocen como ataques parciales simples o como ataques parciales complejos. La diferencia principal entre ellos esta en si las personas están totalmente conscientes o si presentan un cambio en el sentido durante el episodio.
Los que sufren ataques parciales simples no pierden el sentido durante el ataque

Siguen despiertos y conscientes durante todo el crisis . Algunas veces pueden hablar normalmente durante el ataque. Y por lo general pueden recordar lo que les ha pasado mientras ocurría la crisis .
Sin embargo, los ataques parciales simples pueden afectar el movimiento, las emociones,
sensaciones y sentimientos en formas inusitadas y a veces alarmantes.
 Pueden ocurrir movimientos sin control en prácticamente cualquier parte del cuerpo.
Los ojos pueden moverse de un lado a otro; puede haber pestañeo, movimientos insólitos de la lengua y contracciones faciales.
Algunos ataques parciales simples comienzan con temblores en una mano o un pie, que luego siguen en  un brazo o una pierna o hasta todo un lado del cuerpo.
Algunas personas, aunque están plenamente conscientes de lo que está pasando, no pueden hablar o moverse hasta que termine la crisis.

Emociones. Una sensación súbita de temor o de que algo terrible está por ocurrir, puede ser causada por una convulsión en el área del cerebro que controla dichas emociones.
En casos raros, los ataques parciales pueden causar sentimientos de ira y furia, o bien de alegría y felicidad súbitas.
Sensaciones. Los cinco sentidos—tacto, audición, gusto, olfato y vista—son controlados por varias áreas del cerebro.
Las crisis parciales simples en estas áreas pueden causar sensaciones como el sentir una brisa sobre la piel; sonidos sibilantes, zumbidos o campaneos raros; voces que no existen; sabores desagradables; olores extraños (usualmente también desagradables);
y, tal vez lo más molesto, distorsiones en el aspecto de las cosas.
Si se encuentran en una habitación pueden sentir que la misma se achica o se agranda
 Tambien que los objetos se alejan o se acercan. Pueden sentir que su cuerpo se infla o se desinfla.
Si la zona afectada es la parte del cerebro que se ocupa de la memoria, puede haber visiones inquietantes, de personas y lugares del pasado.
Se pueden sentir náuseas  o tener una sensación rara en el estómago. Algunas personas sienten dolor de estomago ante las crisis parciales simples.
También pueden tener picos súbitos de sudor, rubores, palidez o de una sensación
de carne de gallina.
Algunas personas hasta refieren episodios de abandono del cuerpo durante este tipo de ataque, así como distorsiones del tiempo.
Nuestro sentido usual, cómodo de las cosas y lugares familiares puede ser trastornado de muchas maneras por un ataque parcial simple.
Los lugares que conocemos pueden, volverse desconocidos o a la inversa nuevos lugares y acontecimientos pueden ser familiares, como si hubiesen ocurrido antes, una sensación conocida como deja vu.
Los ataques parciales simples también pueden causar ataques de risa o llanto sin control.
Los ataques parciales complejos afectan un área más extensa del cerebro y afectan el grado de conciencia.
Durante un ataque parcial complejo, la persona no puede interactuar normalmente con otras; no tiene control de sus movimientos, habla o acciones; no sabe lo que  está haciendo; y después no puede recordar lo que pasó durante el ataque.
Puede parecer que la  persona este  consciente porque sigue de pie, con los ojos abiertos y puede moverse,  pero no es asi ,su conciencia estará alterada, como si soñara, casi como si estuviera en trance.
Una persona hasta puede hablar, pero es improbable que las palabras tengan sentido y no podrá responder a los demás en forma apropiada.
Aunque los ataques parciales complejos puede afectar cualquier área del cerebro, con frecuencia ocurren en uno de los dos lóbulos temporales del cerebro. Debido a esto, a veces se identifica la afección como “epilepsia del lóbulo temporal.”Epilepsia psicomotriz” es otro término que los médicos pueden usar para describir los ataques parciales complejos. Típicamente, un ataque parcial complejo comienza con una mirada al vacío y pérdida de contacto con el medio ambiente. A menudo, este período es seguido por movimientos de masticación, pellizcar o tocarse la ropa, hablar entre dientes y efectuar movimientos simples, desorganizados y repetidamente. Algunas veces las personas caminan sin rumbo durante los ataques parciales complejos. Por ejemplo, una persona puede dejar una habitación, bajar las escaleras y salir a la calle, completamente
inconsciente de lo que está haciendo.
En casos raros, alguien puede tratar de desvestirse durante el ataque, o ponerse muy agitado, gritando, corriendo o haciendo movimientos de aspas de molino con los brazos o de andar en bicicleta con las piernas.
Otros ataques parciales complejos pueden causar que la persona corra demostrando temor, o que grite o repita la misma frase una y otra vez.
Las acciones y los movimientos de la gente típicamente son desorganizados, confusos y no canalizados durante un ataque parcial complejo.Sin embargo, si comienza un ataque súbitamente mientras la persona está en el medio de una acción repetitiva el sujeto
puede quedarse mirando fijamente por un momento y luego continuar con la acción durante el ataque,pero en forma mecánica, desorganizada.
Como alguien que presenta un ataque parcial complejo no está al tanto de lo que ocurre a su alrededor, no podrá hablar normalmente con otras personas durante el ataque.
Tampoco podrá seguir instrucciones ni obedecer órdenes de la policía, ni siquiera reconocer los peligros del calor, el agua, un incendio, las alturas u otras situaciones amenazantes.
Algunas personas tal vez puedan obedecer pedidos simples, hechos en una voz calmada y amistosa.
Los ataques parciales simples y complejos pueden causar distintos sentimientos o comportamientos alterados. Sin embargo, lo que cada persona haga o sienta durante un ataque probablemente sea lo mismo y ocurra en el mismo orden cada vez.
Los médicos llaman a este tipo de comportamiento causado por un ataque, “comportamiento estereotipado.”
Aunque los ataques parciales afectan funciones diferentes físicas, emocionales o sensoriales del cerebro, tienen ciertas cosas en común:
No duran mucho. La mayoría duran solamente uno o dos minutos, aunque la
persona puede quedar confusa y necesitar mucho más tiempo después para recobrarse
completamente.
Terminan naturalmente. Excepto en casos raros, el cerebro tiene su propia forma de
concluir el ataque sin peligros después de uno o dos minutos.
No se les puede detener. En una emergencia, los médicos pueden usar medicamentos para poner fin a un ataque prolongado, que no para. Pero  persona común no puede hacer nada excepto esperar que el ataque termine solo, y tratar de proteger a la persona contra los peligros mientras su estado de conciencia está afectado.
No ponen en peligro a los demás. Los movimientos producidos por un ataque
convulsivo casi siempre son demasiado vagos y desorganizados, y demasiado confusos como para amenazar a quienes rodean a la persona.
Los ataques parciales simples no necesitan una respuesta especial, excepto reconocer lo que está ocurriendo y proporcionar apoyo hasta que pase
el ataque.
Pataques parciales complejos:
Tranquilice a terceros. Expliqueles  que ese  comportamiento raro es un estado temporal causado por un ataque convulsivo que terminará en unos pocos minutos.
Retire los peligros o cualquier cosa del área que pudiera lesionar a alguien que no sabe dónde está o lo que está haciendo.
No sujete a la persona durante un ataque parcial complejo, especialmente si ya está
agitada y confusa. Los esfuerzos por sujetar a la persona pueden causar una respuesta agresiva inconsciente.
Guíe suavemente a la persona alejándola de cualquier cosa que pueda ser peligrosa, como una hornalla o estufa  o una calle de mucho tráfico.
Manténgase apartado hasta que el episodio haya terminado si la persona parece
obviamente agitada o agresiva.
Tranquilice y preste ayuda a la persona a medida que recobre el sentido. Recuerde que la persona puede recobrar su habilidad para oír y entender antes de poder volver a hablar. Entre los posibles efectos residuales de los ataques se cuentan confusión, depresión, agitación, agresividad o somnolencia.
Vigile el tiempo. La mayoría de los ataques parciales duran uno o dos minutos. Pero la
persona puede sentirse confusa hasta por media hora después. Cuando la  confusión es más prolongada pueden indicar que la actividad del ataque continúa y que la persona necesita ayuda médica.

Como con cualquier otro tipo de epilepsia, puede no haber una manera de saber por qué es que una persona comienza a tener ataques parciales.Las causas conocidas incluyen cicatrices cerebrales u otros daños de varios tipos.
Traumatismo craneal por una mala caída, un accidente de automóvil o un golpe grave
en la cabeza;
Infecciones graves como encefalitis o meningitis;
Tumores de cualquier clase;
Cirugía cerebral para extirpar un tumor o corregir otro problema médico;
Apoplejías, que causan hemorragias u otros daños en el cerebro;
Enfermedad de Alzheimer u otra enfermedad  cerebral que afecte su estructura interna.
Arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) o cualquier otro acontecimiento que
priva al cerebro de sangre o de oxígeno.
Los ataques parciales normalmente se tratan con medicamentos o, en algunos casos con cirugía.
 Hay varios medicamentos para tratar los ataques parciales. Éstos pueden prescribirse como un solo agente o en combinación.
Los medicamentos para la epilepsia están destinados aevitar los ataques. No curan el problema primario.
Para lograr el mejor control posible, el medicamento debe tomarse todos los días, a la hora indicada. La suspensión del medicamento por cualquier razón puede causar ataques de rebote graves.
Algunas veces los ataques continúan aunque los medicamentos se tomen exactamente como se los han recetado. Lamentablemente, los ataques parciales son a menudo más difíciles de controlar con medicamentos que otros tipos de epilepsia.
Cuando los medicamentos no dan resultados y los ataques son frecuentes, puede considerarse la cirugía.
Cirugía. La forma más común de cirugía para los ataques parciales identifica y luego extirpa un área pequeña del cerebro, donde están ocurriendo los ataques.
Algunas veces los ataques desaparecen completamente después de la cirugía; otras veces, continúan a un nivel más reducido; y a veces la cirugía no ayuda en absoluto.
Puede ser necesario recurrir a medicamentos para mantener el control, incluso después de la cirugía.
Si los ataques parciales se originan en muchos sitios en un lado del cerebro, y se difunden causando ataques de caídas súbitas, puede considerarse la cirugía para cortar las conexiones entre los dos sitios del cerebro.
Esta operación, llamada extirpación del cuerpo calloso, está destinada a evitar los ataques con caídas.
Los ataques parciales probablemente no sean afectados.
Estímulo del nervio vago.( El implante que tiene Carina) Un tercer tipo de cirugía se usa para implantar un pequeño generador electrónico debajo de la piel, en la parte superior izquierda del pecho. El generador se conecta mediante electrodos debajo de la piel al nervio vago,el nervio vago esta en el  cuello y entra dentro del
cerebro. El dispositivo se programa entonces para enviar pulsos regulares de energía al nervio.
Este nuevo tipo de tratamiento para los ataques parciales se denomina estímulo del nervio vago (VNS,
por sus siglas en inglés). Aunque no es probable que el VNS detenga completamente los ataques hay una
buena probabilidad de que  las crisis sean menos con el transcurso del tiempo.
Los ataques parciales toman numerosas formas y el tratamiento médico no siempre puede controlarlos. Las personas que viven con frecuentes ataques parciales complejos pueden enfrentarse con numerosas dificultades. Una comprende la seguridad personal.
Son, entonces, peligros potenciales incendios, calor, agua, alturas, ciertas maquinarias y objetos punzantes, cuando la persona no está al tanto de lo que hace y no siente dolor.
 Puede haber maneras de reducir los riesgos obvios. Por ejemplo:
Usar un horno de microondas para cocinar, en vez de una cocina a gas o eléctrica;
Llevar los platos al horno o a la cocina para servirse, para evitar llevar cacerolas de
alimentos o líquidos calientes;
Usar un cuchillo regular para cortar, en vez de un cuchillo eléctrico o, si es posible, dejar la
tarea de trinchar para otros;
Mantener las batidoras eléctricas y otros electrodomésticos alejados del fregadero o de
fuentes de agua;
Ajustar el calentador de agua a temperatura suficientemente baja para evitar quemaduras
durante un ataque y darse duchas en posición sentada, si los ataques son frecuentes;
Verificar que las chimeneas tengan guardas y que los calentadores eléctricos o de ambiente
no puedan ser tumbados;
No fumar y no llevar velas encendidas ni cenizas calientes de la chimenea por la casa;
Limitar el planchado tanto como sea posible;
Poner almohadillas en las esquinas puntiagudas y alfombrar los pisos.

Aunque algunos riesgos pueden limitarse, otros son aceptados por las personas con ataques parciales
como parte de vivir una vida normal.
Todos los días, las personas que viven con este tipo de epilepsia van a trabajar, se ocupan de sus niños, practican deportes, viajan en autobuses, cruzan calles de mucho tráfico, usan escaleras mecánicas, esperan trenes y—tal vez lo más difícil de todo—arriesgan tener un ataque frente a un público que, con gran frecuencia, no entiende.
La dificultad mayor de todas las personas con ataques parciales complejos tal vez sea el hacer frente a las reacciones de otros.
Esto se debe a que a muchas personas se les hace difícil creer o aceptar que el comportamiento que parece deliberado, puede no serlo.
La falta de comprensión del público ha dado lugar a que las personas con ataques parciales complejos
sean arrestadas injustamente por ebriedad o por comportamiento revoltoso, acusadas de exposición indecente o abuso de drogas—todo ello debido a acciones causadas por los ataques epilépticos.
Tales acciones pueden hasta ser mal diagnosticadas como síntomas de enfermedad mental, causando tratamientos inadecuados y, en algunos casos, ingreso en instituciones mentales.

¡ NO DISCRIMINEMOS, PRIMERO HAY QUE INFORMARSE, EL SABER NO OCUPA LUGAR!

La información publicada en este sitio tiene sólo fines informativo y no pretende ser interpretada como un consejo o indicación médica. La información presentada no debe considerarse completa y tampoco debe considerarse suficiente para iniciar un tratamiento médico. La información publicada no sustituye una visita, llamada o consulta con su médico especialista. Consulte siempre con su médico. 

1 DEJARON SU MANO AMIGA:

 
Ir Arriba