| 8 DEJARON SU MANO AMIGA |

¡ Cuanto sabes sobre epilepsia? V





¿Cuándo hay que acudir o llamar al Servicio de Urgencias?

• En toda persona con una primera crisis: En estos casos no se
conoce la causa y puede tener una enfermedad aguda que
requiera un diagnóstico y actuación urgente (por ejemplo,
meningitis, trombosis cerebral, etc).
• En una persona con crisis previas:
1) Si la crisis dura más de 5 minutos.
2) Si la crisis se repite en corto espacio de tiempo.
3) Si no recupera por completo la situación previa, tras un
periodo de tiempo prudencial después de la crisis.
4) Si ha habido un traumatismo importante durante la crisis.
5) Si la persona que ha sufrido la crisis está embarazada.
• En estos casos, la persona se debe trasladar al Servicio de
Urgencias más cercano. Durante el traslado, se seguirán las
normas básicas de actuación en una crisis. Si no es posible el
traslado, se debe avisar al Servicio de Emergencias Sanitarias.
• Se debe observar el mayor número de datos posibles que puedan
orientar al médico sobre el tipo de crisis que ha sufrido la
persona (forma de inicio, duración, etc.).


¿Qué es un fármaco antiepiléptico y cómo hay que tomarlo?
• Es un medicamento que actúa disminuyendo la irritabilidad
de las neuronas que provocan las crisis y por lo tanto, reduce
el riesgo de aparición de las crisis epilépticas.
• Para lograr este efecto protector, el fármaco antiepiléptico
debe estar en el organismo en una cantidad constante y por
lo tanto se tiene que tomar de forma continuada, todos los
días, a una dosis que se calcula teniendo en cuenta la edad y
peso de la persona.
• Al comenzar un tratamiento con un fármaco antiepiléptico,
generalmente se debe incrementar poco a poco la cantidad
diaria, hasta que el organismo se habitúe en unos días o
semanas, para evitar efectos secundarios.
• Según el fármaco antiepiléptico, se necesitan de una a tres
tomas diarias, que se tienen que tomar a unas horas
establecidas, generalmente con las comidas, no olvidando
ninguna toma. Si se olvida una toma se debe recuperar en
cuanto se recuerde, aunque no se deben tomar dos o tres dosis
juntas, porque pueden producir efectos secundarios.


¿Se debe iniciar tratamiento antiepiléptico continuado ante una primera crisis epiléptica?


• No, como norma general.
• Muchas personas tienen una única crisis epiléptica y
probablemente no volverán a tener ninguna más a lo largo de
su vida, incluso aunque no reciban tratamiento antiepiléptico.
Por este motivo, en la actualidad no se recomienda tratar
después de una primera crisis epiléptica. Sin embargo, existen
algunos datos de la historia clínica, de la exploración física, de
la EEG o neuroimagen, que pueden motivar que el neurólogo
recomiende tratar tras una primera crisis, por tener una alta
probabilidad de repetirse.
• La decisión sobre el inicio del tratamiento tras una primera
crisis no siempre es fácil y debe ser tomada de forma conjunta
entre el neurólogo y la persona afectada o familiares, teniendo
en cuenta los beneficios y los posibles riesgos de tomar la
medicación.
• Después de una segunda crisis epontánea las posibilidades de
presentar más crisis son muy altas, por lo que está
recomendado iniciar tratamiento antiepiléptico.


¿Los fármacos antiepilépticos curan la epilepsia?


• No.
• En la actualidad no se dispone de medicamentos curativos para
ningún tipo de epilepsia. Los fármacos antiepilépticos actúan
reduciendo el riesgo de que se presenten las crisis, pero no
eliminan la causa de la epilepsia.
• A pesar de esto, los fármacos antiepilépticos son capaces de
controlar las crisis por completo casi en el 75 % de las personas
con epilepsia, o sea, que 3 de cada 4 personas con epilepsia no
tienen crisis epilépticas con tratamiento. En el resto, el
tratamiento consigue por lo menos habitualmente, disminuir
el número de crisis o modificar la forma en la que se presentan,
haciéndolas más llevaderas. Por estos motivos es muy
importante la necesidad de seguir bien el tratamiento en todos
los casos.
• Es importante saber que muchos tipos de epilepsia, sobre todo
las que se inician durante la infancia y adolescencia, van a
evolucionar de forma espontánea hacia la desaparición. En
estas personas, con mucha probabilidad se podrá suspender el
tratamiento antiepiléptico en algún momento.


Ante cualquier duda consulte a su medico, esta información es ilustrativa

8 DEJARON SU MANO AMIGA:

 
Ir Arriba